Punción seca

La punción seca en el punto gatillo es un procedimiento invasivo en el que se inserta una aguja de acupuntura en la piel y el músculo . Está dirigido a los puntos gatillo miofasciales que son puntos hiperirritables en el músculo esquelético que se asocian con un nódulo palpable hipersensible en una banda tensa.

Estos puntos gatillo activos pueden desencadenar espontáneamente dolor local o referido. Provocan, además, debilidad muscular, rango de movimiento restringido, entre otros.

Por otro lado, también tenemos los puntos gatillo latentes que no causan dolor a menos que sean estimulados. Pueden alterar los patrones de activación muscular y contribuir a un rango de movimiento restringido. Por lo tanto, tanto los puntos gatillo activos como los latentes causan alodinia en el sitio del punto gatillo e hiperalgesia lejos del punto gatillo después de aplicar presión.

¿Cómo se forman estos puntos gatillos?
La formación de puntos gatillo es causada por la creación de una banda tensa dentro del músculo. A su vez, estas bandas tensas se producen como una medida fisiológica protectora en presencia de daño muscular real o potencial. Es decir, que se producen en respuesta a cargas desacostumbradas, posturas sostenidas y tensiones repetitivas de baja carga. Sin embargo, cuando se mantienen, contribuyen al dolor sostenido.

Contradicciones

Vale ya tengo el concepto, pero ¿Cómo es la técnica?

En la punción seca, la mayoría de las ocasiones, utilizamos una técnica de entrada y salida al punto gatillo miofascial, produciendo una Respuesta de Espasmo Local (REL) y evitando la aguja no esté en la fibra muscular sino en el tejido celular subcutáneo cuando se produce el espasmo. Esta maniobra se repite hasta que se elimina el REL. La respuesta de espasmo local, es una contracción involuntaria de un músculo; suele considerarse indicativa de haber pinchado en una zona con punto gatillo, y por lo tanto, es de esperar que asegure el éxito en la punción

Después de la técnica, lo más habitual es tener una sensación de agujetas en la zona de punción durante dos o tres días.

Como cualquier otra técnica de tratamiento, el éxito de la punción seca viene determinado por diversos factores. Mantener unos malos hábitos posturales o no realizar posteriormente los ejercicios recomendados por el experto, son sólo algunas de las causas para que esta técnica no funcione. A pesar de ello, las probabilidades de éxito son muy elevadas, especialmente si el material utilizado es el adecuado y si se deja esta técnica sólo en manos de profesionales.  

La punción seca en el punto gatillo es un procedimiento invasivo en el que se inserta una aguja de acupuntura en la piel y el músculo . Está dirigido a los puntos gatillo miofasciales que son puntos hiperirritables en el músculo esquelético que se asocian con un nódulo palpable hipersensible en una banda tensa.

Estos puntos gatillo activos pueden desencadenar espontáneamente dolor local o referido. Provocan, además, debilidad muscular, rango de movimiento restringido, entre otros.

Por otro lado, también tenemos los puntos gatillo latentes que no causan dolor a menos que sean estimulados. Pueden alterar los patrones de activación muscular y contribuir a un rango de movimiento restringido. Por lo tanto, tanto los puntos gatillo activos como los latentes causan alodinia en el sitio del punto gatillo e hiperalgesia lejos del punto gatillo después de aplicar presión.

¿Cómo se forman estos puntos gatillos?
La formación de puntos gatillo es causada por la creación de una banda tensa dentro del músculo. A su vez, estas bandas tensas se producen como una medida fisiológica protectora en presencia de daño muscular real o potencial. Es decir, que se producen en respuesta a cargas desacostumbradas, posturas sostenidas y tensiones repetitivas de baja carga. Sin embargo, cuando se mantienen, contribuyen al dolor sostenido.

Vale ya tengo el concepto, pero ¿Cómo es la técnica?

En la punción seca, la mayoría de las ocasiones, utilizamos una técnica de entrada y salida al punto gatillo miofascial, produciendo una Respuesta de Espasmo Local (REL) y evitando la aguja no esté en la fibra muscular sino en el tejido celular subcutáneo cuando se produce el espasmo. Esta maniobra se repite hasta que se elimina el REL. La respuesta de espasmo local, es una contracción involuntaria de un músculo; suele considerarse indicativa de haber pinchado en una zona con punto gatillo, y por lo tanto, es de esperar que asegure el éxito en la punción

Después de la técnica, lo más habitual es tener una sensación de agujetas en la zona de punción durante dos o tres días.

Contradicciones

  • En un paciente con fobia por agujas.
  • Incapaz de dar su consentimiento: comunicación, factores cognitivos, relacionados con la edad.
  • Emergencia médica o condición médica aguda.
  • Sobre un área o extremidad con linfedema, ya que esto puede aumentar el riesgo de infección / celulitis y la dificultad de combatir la infección si llegara a ocurrir.

Como cualquier otra técnica de tratamiento, el éxito de la punción seca viene determinado por diversos factores. Mantener unos malos hábitos posturales o no realizar posteriormente los ejercicios recomendados por el experto, son sólo algunas de las causas para que esta técnica no funcione. A pesar de ello, las probabilidades de éxito son muy elevadas, especialmente si el material utilizado es el adecuado y si se deja esta técnica sólo en manos de profesionales.  

Deja un comentario