Hernias de disco

Hoy os hablaremos sobre el disco intervertebral, el cual es una estructura  localizada entre las vértebras de la columna y consiste de un núcleo pulposo, un anillo fibroso y una placa de cartílago. El disco ayuda a dar movilidad y curvatura a la columna, sirve como disipador de impactos y colabora en la transmisión de carga del torso.
Una hernia de disco es una lesión a nivel de la columna vertebral, que tiene varios tipos y clasificaciones (protrusión, hernia con menor o mayor desplazamiento de sustancia del tejido…)
Pero, antes de preocuparos, tenéis que saber, que no siempre tienen que ser las culpables del dolor ni provocar que tengas que parar de hacer ejercicio
Se realizaron pruebas de imagen a una población asintomática (es decir, que no referían ningún dolor de espalda) de diversas edades. Lo curioso es que muy pocos de estos sujetos tenían la columna «sin problemas». Bastantes sujetos tenían problemas a nivel de disco, ya fueran protrusiones o hernias discales.
Además, un equipo de investigadores australianos ha comparado las imágenes por resonancia magnética (IRM) de la columna lumbar de tres grupos de personas de 30 años de edad media: no corredores, corredores populares (20-40 km/semana) y corredores expertos (+50km/semana). Los resultados revelan que los dos grupos de corredores tienen mejor hidratación discal y un contenido mayor de glucosaminoglicanos que los no corredores. Estos dos marcadores son testigos importantes de la calidad tisular y de la fuerza de los discos intervertebrales. Además, los corredores que recorrían al menos 50 km por semana poseían discos más gruesos que los otros dos grupos.
 La conclusión de los autores es que la aplicación de cargas repetidas en compresión durante la carrera a pie podría ser benéfica para los discos lumbares
Aún así, se tienen que realizar más estudios pero por lo que podemos concluir de todo esto es que nos tenemos que mover. Si padecemos de dolor lumbar lo primero que recomendamos es que acudas a tu fisioterapeuta en Clínica Zeta para que pueda aliviar tu dolor y luego realizar la actividad deportiva gradualmente.